“IN-ACCIÓN EN LA ACCIÓN” Como los sueños y la meditación nos pueden guiar en el camino.

#dandibujador «El Sueño de Pi»

Reflexión y descripción basada en un sueño de una noche en un barco, en medio del Río Guadiana, fondeados entre España y Portugal.

Sueños inciertos, sueños movidos y a veces placenteros. ¿Qué me dice este sueño soñado? Habla de acción, búsqueda, charlas y momentos de alzar antenas.

Continuo movimiento durante todo el sueño, un ir y venir buscando a alguien y esperando algo y mientras tanto, saltos que realizo a pesar del miedo a caer y herirme. Saltos que se repiten en diferentes sueños.

Los sueños son interpretables y como tal estos saltos en mí evocan: miedo, bloqueo o parón temporal pero sobre todo atrevimiento al saltar poniendo la intención de aflojarme  mientras caigo, de hacerme blandita y casi caer volando. Y caigo y no pasa nada, ya estoy, llegué.

Después de superado este reto observo que hay otros caminos menos riesgosos, no hubiera habido en este caso la necesidad de saltar! Más adelante podía seguir, y en otro lado había otras maneras de bajar suavemente y sin brusquedad.

¿Qué me quiere esto decir? Pues lo primero que  me viene es lo atrevida que puedo llegar a ser, quizá hasta corriendo riesgos innecesarios, pero valiente y con conciencia del poder que tiene la mente.

Me despierto y levanto muy tempranito, como de costumbre. Salgo a cubierta y miro el precioso paisaje que nos rodea. Me tomo  dos vasitos de agua templada y una infusión de café con leche vegetal. Hago un poquito de yoga suave y consciente y me siento a meditar. Y esta ha sido hoy mi experiencia meditativa:

Mente inquieta y saltarina, poco a poco va calmándose después de anclarme en la tierra, conectarme con el cielo, abrirme en la trama y activar mis espirales, los que necesito y conozco en este momento. Respiro y entro poco a poco en mí; escucho los pajarillos, los peces saltar, los borreguitos balar, el agua, el aire; siento el sol en mi cuerpo y me siento a mí. Observo sin juicio, observo desde la conciencia del testigo donde todo es impermanente, donde todo es cambio.

Busco las sensaciones de mi cuerpo, miro la pantalla negra o gris que hay delante de mis ojos, inhalo – exhalo y sigo sintiendo mi respiración.

Poco a poco la mente se calma, conecto con mi interior más y más a la vez que percibo la conexión con todo lo que me rodea y lentamente desaparezco. Bueno casi desaparezco, porque mi mente tiene tanta fuerza que no permite que eso ocurra.

Al entrar en espacios nuevos de calma, conciencia y amplitud me viene esta pregunta, hoy insistente: ¿Cuál es mi función aquí?  En esta vida. No pregunta la misión o el propósito, no. La pregunta es por la función.

Hay pensamientos que acompañan esta pregunta: que no me vaya sin dar lo que he venido a dar a este mundo; que sea para el bien de la humanidad, del planeta, etc etc., y lo primero que me viene es: INACCIÓN EN LA ACCIÓN, parar  pero fluyendo o actuado. ¿Eso cómo puede ser? me pregunto…pero aquí no pongo atención,  dejo que me venga lo que tenga que venir. Continúo meditando.

Lo que vino al abrir los ojos fue una preciosa florecilla rosa flotando en el rio. Ella estaba quieta, en plenitud, inactiva y a la vez  muy viva y despierta. Flotaba y se dejaba arrastrar por la  corriente, demostraba actividad en su inactividad, ¡eso es!  ”acción en su in-acción”.  Aquí tengo la respuesta.

Mi interpretación e intuición me dice que esa es la manera de vivir, la que actualmente estoy viviendo. Ser más que hacer.  Lo que me interrumpe es la mente. El sistema de creencias en el que estamos, que nos hace desear lo que no tenemos y nos impide disfrutar plenamente  lo que la vida nos ofrece por un lado, y temer que lleguen momento llamados “malos” o de “sufrimiento” aferrándonos sólo a los “buenos” pero no tanto como para fundirnos en ellos. Que por otro lado es lo que necesitamos aprender, fundirnos en cada momento, cada cosa, cada situación, cada tarea que llevemos a cabo. En definitiva lo que llamamos Vivir el presente, el momento.

Como dice un proverbio Zen: “si como pues como, si duermo pues duermo”.

Portugal, 30 de mayo-2019

*Dibujo realizado por Daniel Riu, instagran #dandibujador  https://www.instagram.com/dandibujador/

 


6 Comments:

  1. Muy bueno!!! Eres genial…. ayudas a vivir!!!

    • Fermi, tu si que ayudas a vivir. Eres un ejemplo vivo de fuerza y alegría. Te quiero muchísimo. Gracias por tus comentarios, que me consta que salen de tu corazón.

  2. Muy buena meditación… gracias por existir!!! Eres genial!!

  3. Cristina Puente

    Querida amigahermana: he estado alejada de todo durante demasiado tiempo, pero ya ha llegado el momento de volver a estar cerca de todas las personas que necesito tener en mi vida, aunque físicamente no estemos juntas. Por fin puedo disfrutar de tu sabiduría a través de tus palabras escritas. De otras formas, la disfruto desde hace tiempo. He saboreado cada palabra de esta entrada y me parece maravillosa la forma en que expresas tus sentimientos. Eres de esas pocas personas que puede hacer, y hacerlo bien, todo lo que se proponga, y te admiro por ello. Y me alegro profundamente de tenerte en mi vida

  4. Muchas gracias con todo mi corazón. Es recíproco nuestro amor. Te admiro profundamente y al igual que tu, me siento inmensamente feliz de tenerte en mi vida.
    Gracias por existir

    • Muchas gracias con todo mi corazón. Es recíproco nuestro amor. Te admiro profundamente y al igual que tu, me siento inmensamente feliz de tenerte en mi vida.
      Gracias por existir

      Por cierto, enhorabuena por tu graduación como Integradora Social. En Construye Mundo te necesitamos.

Responder a Pilar Ruiz Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *